Darkover: el exilio de Sharra – Marion Zimmer Bradley

novfan19-Nunca finjas conmigo, Lew. Puedo soportarte tal como eres… exactamente como eres, siempre, todo tu ser.

El la rodeo con rudeza y la atrajo hacia si. Casi no era un abrazo.

-Muchacha, ¿sabes lo que dices? No puedes saberlo.

Dio sintio como si sus limites se disolvieran, como si de algun modo se fundiera con el hombre que estaba ante ella.

-Si puedes soportar lo que has soportado,  yo puedo soportar saber qué es lo que has soportado. Lew, permiteme que te lo demuestre.

En el fondo de su mente se preguntó ¿por qué estoy haciendo esto? Pero sabia que cuando ambos se habían abrazado anoche en la pista de baile, aun a pesar de las defensas amuralladas de Lew, sus cuerpos habían hecho de algún modo un pacto. Por defendidos que estuvieran, algo de cada uno de ellos había llegado al otro, y lo había aceptado por lo que era, completamente, para siempre.

Ella alzo el rostro hacia él. Los brazos de Lew la rodearon con sorpresa y agradecimiento, y el joven murmuró:

-Pero eres tan joven, chiya, no puedes saber… Deberían azotarme por esto, pero ha pasado tanto tiempo, tanto tiempo…- Y Dio supo que él no hablaba de lo mas obvio. Sintió que se disolvía en el conocimiento absoluto de él, que las barricadas cedían… El recuerdo del dolor y el horror, la sexualidad hambrienta, los sufrimientos que sobrepasaban la resistencia humana, el negro abismo horroroso de la culpa, de la muerte de un ser amado, del autoconocimiento, la autoacusacion, la mutilación aceptada con satisfaccion como castigo por seguir viviendo tras la muerte de ella.

Con un abrazo hambriento y desesperado, ella le estrechó contra sí, sabiendo que eso era lo que él más deseaba; alguien que supiera todo esto y que aun asi pudiera aceptarle sin fingimiento, que pudiera amarle a pesar de todo. Amor… ¿Era esto el amor, saber que ella cargaría gustosa con todo aquel sufrimiento, con tal de ahorrarle otro momento de sufrimiento o de culpa?

Por un instante, Dio se vio tal como era, reflejada en la mente de él, casi sin reconocerse, calida, resplandeciente, mujer, y por un momento se amo por lo que habia llegado a ser para él. Luego el contacto se interrumpió y se retiró como una marea, dejandola impesionada y estremecida, con lagrimas y una ternura que nunca disminuiria.

Solo entonces él la besó; y mientras ella se reia y aceptaba el beso, dijo en un susurro:

-Geremy estaba en lo cierto.

Fragmento de El Exilio de Sharra (Saga de Darkover), de Marion Zimmer Bradley

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://poesiaybelleza.wordpress.com/2008/11/12/darkover-el-exilio-de-sharra-marion-zimmer-bradley/trackback/

RSS feed for comments on this post.

5 comentariosDeja un comentario

  1. Sólo he leido un libro de Marion Zimmer Bradley, Las nieblas de Avalon, y me gustó mucho…
    Tanto como para haberlo leído dos veces, y tal vez caiga una tercera (es un buen libro para leer en otoño).

    Supongo que me gustó más porque lo cogí con cierto reparo: estoy cansado de leer sagas artúricas que lo único que tienen en común con los textos medievales son los nombres de los personajes, y, a veces, ni eso… pero este me encantó… en lugar de perderse en fantasías sigue fielmente el texto de Malory, pero ajustándolo a concepto actual del Rey Arturo y añadiendo algún episodio para aclarar sucesos que no quedan claros en el texto medieval o para tomarse alguna licencia poética…
    Me enamoré de Morgana (lo estaba ya). Ginebra no respondió a la imagen que tengo de ella, pero me pareció totalmente creible y muy coherente…

    Muchas gracias por tu visita, dama vampiro.
    Un beso azul y húmedo de niebla…

  2. Pues yo descubrí a esta autora gracias a El exilio de Sharra. Después vinieron otras, entre ellas Las nieblas de Avalon, por supuesto, y me gustó. ¡Por fin Morgana no era la “mala”! Se me humedecieron los ojos de emoción cuando fui consciente de ello, ji ji. Es una autora excepcional. Yo te recomiendo esta saga, mas siendo ya fan de Las nieblas… Aunque quizá para empezar -si quieres- yo te recomiendo mejor La espada encantada. El protagonista es un terrano que llega por primera vez a Darkover, así vas descubriendo este mundo extraño a través de los ojos de alguien tan ignorante de sus tradiciones y excepcionalidades, como tu mismo. Esa fue la segunda que leí, y realmente fue la que consiguió engancharme a la saga, porque me ayudó a comprender pequeños detalles de comportamiento que en El exilio… no acababa de comprender.

    Un beso rojo y húmedo de sangre…

  3. Y fíjate,Morgana no era mala en sus orígenes.

    En los primeros textos galeses de Geoffrey de Monmouth, Morgana es la señora de Avalon que acoge al rey Arturo herido en la batalla de Camlam para curarle sus heridas…
    Son los escritores franceses posteriores los que la humanizan, convirtiendola en medio hermana de Arturo, y la revisten de su caracter maléfico (posiblemente porque su condición de antigua diosa no casa con las doctrinas cristianas).
    Pero incluso condenada a hacer de mala, Morgana sigue insitiendo en su caracter benéfico: ella es necesaria para el reino de Arturo porque, ¿qué sería de los caballeros de la Tabla Redonda si ningún “malo” los desafiase?
    Morgana pone a prueba a los caballeros de Arturo para que puedan demostrar su valia… en cierto sentido, los inicia…
    Y otra cosa que me atrae de ella, es que actúa siempre movida por el amor… o su otra cara: los celos… Morgana es una mujer que ama profundamente y con sinceridad… y que a menudo, es despechada… y entonces se vuelve muy peligrosa…

    Un viejo cuento habla del Valle Sin Retorno, un valle encantado por Morgana en el que si el caballero que entraba había sido infiel a su dama alguna vez, ya no podía salir de él.
    Los cazó a todos.
    Sólo Lanzarote, que era fiel en su amor a Ginebra (el que le estuviera poniendole los cuernos al rey Arturo parece que no importó demasiado) fué capaz de romper el hechizo y liberar a los caballeros…

    En la Bretaña francesa, cerca de un pueblecito que se llama Paimpont, está el que dicen que era el que, según la leyenda, era el Valle sin Retorno… yo estuve allí hace años… es un lugar muy hermoso para pasear…

    Ayer estuve en el cine viendo “Los niños de Huang Shi”… me acordé de tí… es una película bonita… vete a verla… cuando oscurezca…

    Besos.

  4. Y de Arturo no hallo nada mas escrito en libros que sean autorizados, ni he leído nunca de la verdadera certeza de su muerte, sino que así fue llevado a una nave en la que estaban tres reinas, de las que una era la hermana del rey Arturo, reina Morgana el Hada; la otra era la Reina de Northgales, y la tercera la Reina de las Tierras Desoladas. También estaba Nimue, la principal Dama del Lago, que se había desposado con Pelleas, el buen caballero; y esta dama había hecho mucho por el rey Arturo, pues jamas consintió que sir Pelleas estuviese en ningún lugar donde estuviese en peligro su vida; y vivió hasta el fin de sus días con ella en gran paz.

  5. Sir Thomas Malory…
    Genial.
    Un beso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: