Diario de Akeru XVII

pinturaOlvidad todo lo que creéis saber sobre nosotros.

Las cruces no nos hacen ningún efecto. ¿Por que habrían de hacernos daño? Nuestra estirpe es mucho mas antigua que el cristianismo.

Los ajos no nos repelan, aunque no solemos comerlos. ¿Habéis intentado seducir a alguien oliendo a ajo?

Los espejos si nos devuelven nuestro reflejo -creo que ya lo he comentado antes-. Seria muy difícil poder estar impecables sin un espejo al que mirarnos.

Y el rasgo por el que se empeñan en definirnos -ausencia de alma o conciencia divina- es absolutamente falso. Tenemos alma ¡por supuesto que si! Y esta define nuestro carácter y nuestra vida, exactamente igual que si fuésemos mortales.

El ser humano, el homo sapiens sapiens, se ha empeñado en dignificarse, en divinizarse alzándose por encima del resto de seres vivos de la Creación enarbolando la bandera de la exclusividad de su alma; y por eso, para demonizar el resto de especies inteligentes que compartimos este mundo, os habéis encargado de arrancarnos el alma a mordiscos, de convertirnos en monstruos sin conciencia a los que hay que temer y odiar…

Algun dia os contare la historia de nuestro origen, la leyenda que Kurayami nos narra con los ojos perdidos llenos de nostalgia y dolor, sentados ante el fuego del hogar.

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://poesiaybelleza.wordpress.com/2008/11/23/diario-de-akeru-xvii/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: