Diario de Akeru XXVIII

pareja al amanecerNos llevamos a nuestros trofeos a la playa.

La muñequita de Luis era muy mona, pero tonta; no hacía mas que reír sin sentido mientras miraba a Hikari. Mi compañero jamás la hubiese elegido de forma voluntaria…

En la playa me desnudé. Hacía mucho tiempo que no me bañaba en el mar, y me apeteció mucho. Convencí a Alejandro para que se bañase conmigo -la verdad es que no me costó mucho-. Mientras, Hikari jugueteaba con la muñequita -ni siquiera le preguntó su nombre- en la arena. Supuse que no tardaría mucho en morder su cuello y sonreí. Aquella muchacha nunca más tendría una experiencia tan magnífica como aquella…

Entré en el agua, provocando a Alejandro. Le tiré agua a la cara y salí corriendo, saltando sobre las olas. Era de noche, pero la luna estaba llena y su resplandor nos iluminaba.

Alejandro me alcanzó y me tiró al agua. Caímos juntos, rodando entre el agua y la arena, nuestros cuerpos desnudos rozándose sin remedio… Acabamos de rodillas los dos, él detrás de mi, muy cerca el uno del otro… Me abrazó. Pasó sus brazos por mi cintura hasta que llegaron a mi vientre; yo alcé los míos para llegar hasta su cuello; el siguió bajando, poco a poco, probando, tanteando como si tuviera miedo que lo rechazara… Noté su pene, erecto, contra mi trasero. Estaba animado de verdad…

Me senté encima de él; cogí su mano derecha y la llevé hasta mis pechos, ofreciéndoselos, mientras su mano izquierda bajaba hasta mi sexo y empezaba a acariciarme. No era muy experto, pero ponía ganas e interés; las olas nos mecían, adelante y hacia atrás, rítmicamente.

Me di la vuelta y me volví a sentar sobre él, pero esta vez cara a cara. Le besé; sus ojos, su nariz, sus orejas, su boca, su frente, su barbilla… Mi sexo buscó su sexo y dejé que me penetrara; lo deseaba, y no solo por venganza. Arriba y abajo, arriba y abajo, nuestros cuerpos se movían mientras las olas nos acariciaban. Justo en el momento, cuando el orgasmo ya asomaba gritando ¡sí! ¡sí! mordí en su cuello, profundamente, con ganas, con hambre…

Salimos del agua -tuve que ayudarle- y dejé que se echara al lado de la muñequita que yacía dormida al lado de Hikari. El se levantó al verme salir del agua y me abrazó.

-¿Estás mejor? – me preguntó.

-Mucho mejor.

-Me alegro.

Miré a los dos bellos durmientes y me dieron pena.

-Mañana estarán destrozados – dije. Supongo que tenia algo de remordimientos; al fin y al cabo ellos eran víctimas inocentes.

-No te preocupes. Observa y aprende – me dijo Hikari, divertido. La verdad es que se lo había pasado en grande.

Se acercó a los dos durmientes, que sin darse cuenta se habían acabado abrazando, desnudos los dos. Hikari susurró en sus oídos con una voz profunda, tranquilizadora, hipnotizante.

-Mañana – les dijo,- lo único que recordareis es que hicisteis el amor. No habrá sentimientos de culpa, porque Luis y Azucena os habían puesto los cuernos. Os habéis vengado de ellos y os habéis divertido mucho. Os ha gustado tanto, que posiblemente repetiréis…

Se separó de ellos y se acercó a mi. Me había puesto el vestido, pero tenía las medias y la ropa interior en la mano.

-No te preocupes por ellos. Mañana estarán bien.

-¿Que les has hecho?

-Sugestión. Ya aprenderás a hacerlo, amor. Los humanos son muy fácilmente influenciables. Solo hace falta una fuerte convicción y una voz sugerente…

Me besó en la nariz y pasó el dorso de su mano derecha por mi mejilla mientras que pasaba la izquierda por debajo de mi falda.

-Traviesa… no llevas bragas…

Sonrió picarón.

Fuimos hacia el coche, y estábamos llegando cuando aparecieron ellos dos…

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://poesiaybelleza.wordpress.com/2008/12/06/diario-de-akeru-xxviii/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: