Diario de Akeru XXXV

20070420121301-mujer-20desnuda-20negro1El primer rayo del sol nos sorprendió en la cama, abrazados el uno al otro. Las gruesas cortinas mantenían la luz fuera de nuestro mundo, allí donde no podía hacerme daño. Mick dormía plácidamente manteniéndome protegida entre sus brazos; su barba trenzada me hacía cosquillas en la espalda, pero no me importó.

No le había mordido. Cuando abriera los ojos y me mirara, me reconocería y sonreiría. Probablemente volveríamos a hacer el amor. Sin el probablemente. Era mi despedida.

Aquella noche, entre gemidos y suspiros de placer, me di cuenta que mi humanidad se desmoronaba a mi alrededor, que no podía seguir intentando nadar entre dos aguas. Ya no era humana, era una vampiro, había decidido libremente serlo y no podía seguir aferrándome a una humanidad que ya no poseía.

Había utilizado a Mick, buscando en él lo que a mi empezaba a faltarme sin ser consciente de lo que estaba haciendo, sin darme cuenta del daño que podía hacerle…

Había sido una noche intensa. El día lo sería mucho más…

ARTE POÉTICA

A Vicente Aleixandre

La nostalgia del sol en los terrados,
en el muro color paloma de cemento
—sin embargo tan vívido— y el frío
repentino que casi sobrecoge.

La dulzura, el calor de los labios a solas
en medio de la calle familiar
igual que un gran salón, donde acudieran
multitudes lejanas como seres queridos.

Y sobre todo el vértigo del tiempo,
el gran boquete abriéndose hacia dentro del alma
mientras arriba sobrenadan promesas
que desmayan, lo mismo que si espumas.

Es sin duda el momento de pensar
que el hecho de estar vivo exige algo,
acaso heroicidades —¿o basta, simplemente,
alguna humilde cosa común

cuya corteza de materia terrestre
tratar entre los dedos, con un poco de fe?
Palabras, por ejemplo.
Palabras de familia gastadas tibiamente.

Jaime Gil de Biedma

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://poesiaybelleza.wordpress.com/2008/12/13/diario-de-akeru-xxxv/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. Diario de un vampiro , la convertí en una hermosa poesia cambiandole solo la metrica, lo hice porque vale ver esa poesiaque a continuacion te dejo
    El primer rayo del sol nos sorprendió en la cama,

    Abrazados el uno al otro.

    Las gruesas cortinas mantenían la luz

    Fuera de nuestro mundo,

    Allí donde no podía hacerme daño.

    Mick dormía plácidamente

    Manteniéndome protegida entre sus brazos;

    Su barba trenzada me hacía cosquillas

    En la espalda, pero no me importó.

    No le había mordido.
    Cuando abriera los ojos y me mirara,
    Me reconocería y sonreiría.
    Probablemente volveríamos a hacer el amor.
    Sin el probablemente.
    Era mi despedida.

    Aquella noche,
    Entre gemidos y suspiros de placer,
    Me di cuenta que mi humanidad
    Se desmoronaba a mi alrededor,
    Que no podía seguir intentando
    Nadar entre dos aguas.
    Ya no era humana, era una vampiro,
    Había decidido libremente serlo
    y no podía seguir aferrándome
    a una humanidad que ya no poseía.
    Había utilizado a Mick,
    Buscando en él
    Lo que a mi empezaba a faltarme
    Sin ser consciente de lo que estaba haciendo,
    Sin darme cuenta del daño que podía hacerle…
    Había
    no alcanzó el final pero ese es el estilo reañmente bella. te saludo jef

  2. Muchisimas gracias Jorge Eduardo. Es muy bella.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: