Harry Flashman – George MacDonald Fraser

harryflashmanxxl-Cuide de mi pobre corderita, señor Flashman.

-Tenga por seguro que así lo haré, señor -le conteste.

Y lo hice.

Las riberas del Clyde eran por aquel entonces un lugar muy placentero en el que todavía no se habían construido las barriadas obreras que ahora la afean. Recuerdo que estaban cubiertas por una suave bruma vespertina y que el cálido sol estaba a punto de ponerse. Al cabo de unos dos kilómetros, sugerí a la señorita Elspeth que nos detuviéramos para dar un paseo entre los arboles que bordeaban la orilla. Ella lo deseaba ardientemente, por lo que dejamos a la jaca ramoneando y nos adentramos en un soto. Sugerí que nos sentáramos, y observe que la señorita Elspeth lo deseaba ardientemente… así me lo hizo saber su preciosa y vacua sonrisa. Creo que le dije en susurros unas cuantas ocurrencias, juguetee con su cabello y la bese. A continuación, me puse a trabajar en serio y entonces el deseo de la señorita Elspeth ya no conoció limites. Quince días después aun me quedaban las profundas y enrojecidas huellas de sus garras en la espalda.

Cuando terminamos, ella se tendió medio adormilada sobre la hierba como una gatita satisfecha y, tras lanzar unos cuantos suspiros de placer, me preguntó:

-¿Es eso lo que quiere decir el cura cuando habla de la fornicación?


Anuncios
Published in: on 17 diciembre 2008 at 2:59 PM  Comments (3)  
Tags: , , , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://poesiaybelleza.wordpress.com/2008/12/17/harry-flashman-george-macdonald-fraser/trackback/

RSS feed for comments on this post.

3 comentariosDeja un comentario

  1. Nunca he leído las aventuras de Harry Flasman, pero me han hablado muy bien de ellas…

    En el fonfo soy un cabezota, ¿sabes?… y al final la tozudez puede más que el miedo… a escondidas y sin reconocérmelo,de vez en cuando tambien me entretengo en alisarme el patagio… cualquier noche de estas podría colarme por la ventana abierta de tu cuarto (soy aún mas escurridizo que un vampiro)… y te llevaré de excursión por las copas de los árboles…
    Por cierto, lo de sugar… es porque me alimento de savia… la sangre de las plantas…

  2. Con Harry Flashman me ocurrió algo divertido. Por regla general, el protagonista suele caer bien y cuando sufre, pobrecito, el lector sufre con el. Los mejores pasajes de este libro, son cuando el protagonista lo pasa realmente mal. Los disfruté casi con sadismo, de tanto que llegue a odiarlo…

    Es otra forma de vivir la aventura de leer. ;-P

    Me encantan las excursiones nocturnas, y me gusta escuchar el sonido del silencio en el bosque…

  3. Jacques Lecoq decía que el silencio está antes que la palabra… y tambien después.
    Pocas veces el bosque está totalente en silencio… pero sí, cuando nieva… y muchas veces por la noche…
    Es muy hermoso compartir silencios.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: