Diario de Akeru XLVII

sensual_cuadro“La casa donde Ekaterina vivía junto a su padre estaba en la entrada del pueblo, un poco apartada de las demás casas. El padre, viudo desde hacia unos años, pasaba la mayoría de las noches en casa de cierta viuda vecina del pueblo, siendo acogido en su cama de forma muy alegre, y dejando a la muchacha sola casi todas las noches.

No se que paso durante el día -yo dormí de un tirón sin enterarme de nada, efecto del cansancio y de la dura batalla ganada contra mi propia animalidad- pero al llegar la noche volvíamos a estar solos.

Hablamos durante casi toda la noche, sobre muchas cosas. Ekaterina nunca ha sido una mujer tonta, pero has de tener en cuenta la época y el lugar de su nacimiento, circunstancias que hicieron de ella una completa analfabeta. Pero su alma…

Desde la primera palabra que la oí pronunciar, supe que tenia esa sabiduría que tenéis todas las mujeres-lilith; ese conocimiento ancestral que hace que seáis conscientes de cosas que para el resto de nosotros ni siquiera están ahí. Hacia tiempo que no encontraba una mujer así y decidí quedarme unos días. Tampoco tenia a donde ir y el invierno estaba cada vez mas cerca…

No calcule bien las consecuencias de mis actos.”

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://poesiaybelleza.wordpress.com/2009/01/09/diario-de-akeru-xlvii/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentDeja un comentario

  1. ¡AHI HAY LILITU!
    Parece interesante la historia de Ekaterina


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: