Diario de Akeru XLVIII

seduccion“Ekaterina ya tenia fama de rara antes de mi llegada y mi presencia allí no contribuyó a mejorar las cosas. Vivía bajo el mismo techo que un hombre extraño que había aparecido de repente en el bosque, completamente desnudo, y que solo abandonaba la casa durante la noche.

Las habladurías crecieron de forma considerable haciéndose cada vez mas grandes.

Si yo me hubiese ido entonces… Pero no me fui, me quedé allí, saliendo por la noche al bosque en busca de alimento, animales a los que morder y beber su sangre, haciendo el amor con Ekaterina durante el día, completamente hechizado por esa mujer…

Su pelo competía con el fulgor del fuego y yo podia pasarme horas mirándola sin cansarme…”

-Has dicho que no estas ni has estado enamorado de ella.

Tuve que interrumpir el relato. No me apetecía nada escuchar a Kurayami ensalzar a otra mujer que no fuese yo. Sí, ya lo se, muy poco vampírico y demasiado humano, pero no puedo evitarlo. Soy toda sentimientos y pasión; no puedo ser frívola como Hikari, ni sentarme al margen de la vida y dejar que todo pase ante mis ojos simulando indiferencia como hace Kurayami. Simplemente, no puedo.

-Te he dicho la verdad, mi cielo.

-Entonces, ¿por qué estabas tan colgado por ella?

Tardó un rato en responder.

-Me recordaba a la mujer… que me convirtió en vampiro.

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://poesiaybelleza.wordpress.com/2009/01/10/diario-de-akeru-xlviii/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: