Diario de Akeru LXXXIV

largas piernasSi tuviera que ponerle una banda sonora a mi vida seria rockera 100%, en todas sus variantes habidas y por haber; pero si esa banda sonora tuviera que bailarla, literalmente, junto a Kurayami, seria un tango.

Nunca he sido buena bailarina pero deslizarme dirigida por la suave mano de Kurayami es fácil, sintiendo su contacto en mi espalda a veces, en mi cintura otras, su energía transmitida a través de su piel, sus ojos fijos en mis ojos mientras nuestro cuerpo se mueve como si fuese uno…

Hay muchos ritmos latinos que son claramente provocadores, pero el tango es mucho mas que erótico, mucho mas que sensual. Bailar un tango con Kurayami es el preludio de una gran noche que empieza en el mismo momento de vestirse…

Falda de raso negro ajustada a mi cuerpo, abierta en un lado hasta la cadera; medias de seda negras atrapadas en mis muslos con un aliga roja; pies enfundados en zapatos de salón negro charol y tacones como el Everest; camiseta roja, sin mangas y con escote generoso, resaltando mis pechos firmes atrapados en un sujetador negro con cintas rojas, esforzándose por atrapar de prisión; maquillaje discreto, siempre discreto, y unos aros enormes adornando mis orejas; el pelo recogido en una coleta cayendo uniforme desde mi coronilla…

Todo un ritual, el tango.

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://poesiaybelleza.wordpress.com/2009/02/28/diario-de-akeru-lxxxiv/trackback/

RSS feed for comments on this post.

5 comentariosDeja un comentario

  1. mañana lloverá. me subiré a un tejado a ronronear a la luna, luego me refugiaré en un atico abandonado y me pararé a beber un trago pa calentarme. estoy delgado como las espinas de pez que relamo y el pelo gris sembrado de cicatrices está pegajoso y puntudo. mis ojos grises como la calle se cierran y mi imaginacion va recorriendo tu cuerpo elastico envuelto en cuchillas de afeitar mientras bailas este tango. y otra vez me descubro febril. salgo a cazar hembras en celo. en el garito de la calle rancia dead boys cortan la niebla gris. la aprieto ritmicamente contra los azulejos del lavabo con mis colmillos clavados en su cuello hasta que un escalofrio caliente recorre mi cuerpo nervioso. mientras se sube las bragas le veo los brazos marcados. en la cara tiene una capa espesa de maquillaje. las bellas flores deberian recibir el agua. no. no se te parece…

  2. quando era menor de edad conocia a una vieja naseabunda repugnante y putrefacta. ella me pedia besos en la boca y yo la miraba a la cara y me asustaba, porque era nauseabunda repugnante y putrefacta. oh-oh tamra tamara. despues de tanto tiempo la vi por primera vez y me dijo así: ei pequeño dame un beso en la boca. saqué mis cadenas y la golpeé. saqué mi cuchillo y se lo clavé. su sangre corria en un vertedero de basura. ella moria contra la pared y yo reia, y yo reia! jajajaja!

  3. mal de amor, porque esta es una cancion de amor preciosa. real. pasional. violenta. quizas puedas escucharla en youtube. tamara, eskorbuto. tambien te he citado: piano, de triky; y un el relato de lisabetta y lorenzo del decameron de bocaccio que es el relato mas romantico que haya leido nunca. el amor es cruel y si es puro es acompañado siempre de la muerte, su forma mas alta de expresion es el asesinato, porque en una pareja uno ama mas que el otro y no puede soportar que el otro no recambie de la misma manera. amor y muerte pues, pero me parece que tu no puedes morir. y eso que habia planeado parar el insoportable respiro que mueve tu pecho ahogandote de besos.

  4. un hombre onesto y trabajador se enamoró perdidamente de una que no lo amaba para nada. ella le dijo mañana traeme el corazon de tu madre para mis perros. el fue a la madre y la mató, le arrancó el corazon del pecho y volvió a su amor. no era el corazon, no le bastaba aquel horror, quieria otra prueba de su ciego amor. le dijo: amor si me quieres arrancate de las muñecas las cuatro venas. el se cortó las venas de las muñecas y volvió a ella corriendo como un loco. en tonces ella le dijo riendo fuerte: tu ultima prueba será la muerte! y mientras la sangre corria lenta y ya cambiaba su color la vanidad se reia fria: un hombre se habia matado por su amor. fuera soplaba dulce el viento pero ella se asustó cuando lo vió morir contento. contento y enamorado mientras que a ella no le habia quedado nada. ni su amor ni su bien. solo la sangre seca de sus venas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: