Diario de Akeru LXXXVI

a su servicio...Esta noche nos hemos encontrado casualmente con Hikari. Le echo mucho de menos y la alegría de verle ha sido tan grande, que casi le violo allí mismo, en la barra del bar y delante de todo el mundo. Kurayami se rió con la broma; a quien no le hizo ninguna gracia fue a la acompañante de Hikari, Ekaterina.

Sabia que estaban juntos desde comienzos del verano; el vino a verme y me lo contó. No me hizo ninguna gracia -Ekaterina es demasiado imprevisible y peligrosa-, pero ¿quien soy yo para juzgar los actos de Hikari? Lo acepté como algo en lo que yo no tenia voz ni voto, aunque no me gustó.

Me he pasado casi toda la noche pegada a Hikari y solo me he separado de el dos veces para alimentarme. Kat ha intentado hacer lo mismo con mi chico, pero lo cierto es que Kurayami no ha estado por la labor; así que al final la pelirroja se ha ido y nos ha dejado solos a los tres.

Sigo sin soportar a Ekaterina y eso no dice mucho en mi favor. Debería darme lastima, una persona que ha decidido almacenar malos sentimientos en su corazón y vivir amargada en lugar de aprovechar al máximo esta maravillosa circunstancia que es la inmortalidad; en cambio, me da rabia.

Supongo que gran parte de la animadversión que provoca en mi esta motivada por todo el sufrimiento que ha causado en Kurayami; su sola presencia le recuerda constantemente la matanza que se vio obligado a perpetrar para salvarla y reabre viejas heridas aun no sanadas completamente. Y además se ha llevado a mi Hikari…

Soy tremendamente egoísta, lo se, pero no puedo evitarlo. Esta mujer es una amenaza para todo aquello que amo y tengo miedo de lo que pueda hacer. Está loca, completamente ida, lo veo en sus ojos cuando me mira y se que ella me odia. Además, tengo una extraña sensación siempre que pienso en ella, una paranoia que esta empezando a amargarme un poco la vida: estoy segura que planea algo y que por eso ha venido a vivir en esta misma ciudad.

He pensado en comentárselo a Kurayami pero ¿cómo lo hago?

“Mira, cariño, que tengo un pálpito sobre Kat, ¿sabes? Es mala y estoy segura que está planeando hacernos daño…”

Suena ridículo y absurdo. Kurayami creería que aun estoy celosa y parecería una estúpida niñata ante sus ojos.

Pero está planeando algo, lo se.

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://poesiaybelleza.wordpress.com/2009/03/08/diario-de-akeru-lxxxvi/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: