Ruth ya no es una niña -2-

Culpable o inocente. En eso estaba mientras limpiaba de hierbajos los parterres y arreglaba la valla de alambre que mantenía a los animales alejados de los rosales. Sentía la mirada de Ruth fija en su espalda desnuda y pensar tan siquiera en la posibilidad que ella se acercase y pusiese sus manos sobre su piel, sentir su cálido contacto… Mierda. Se le estaba poniendo dura y sólo con los calzones no podía disimular…

Acabo de cerrar la valla y se fue hacia el establo para esconderse entre las vacas, escapar de la mirada de Ruth, esa muchachita de ojos grandes y oscuros y piel morena con la que le gustaría fundirse para toda la eternidad.
Ruth lo vio marchar resignada. Hacía tiempo que había notado que la actitud de Jason para con ella había cambiado drásticamente y no entendía por que. Ese un muchacho -un hombre ya, pensó con una sonrisa- que antes se pasaba el día revoloteando a su alrededor pendiente de sus deseos, ahora la rehuía y casi ni la miraba. Se levantó del banco, se alisó la falda y escondió un bucle rebelde dentro de la cofia. Fue caminando hasta el arroyo y miró su reflejo en el agua. No le gustó lo que vio. Su madre seguía obligándola a vestirse como una niña, con esos corpiños cerrados hasta el cuello, el pelo escondido dentro de la cofia y ese ridículo delantal que la hacia parecer mas una criada que la hija de Sofía… Su amiga Mariela tenía un años menos y ya vestía como una mujer, con telas de colores y buenos escotes por los que suspiraban la mayoría de muchachos del pueblo. A ese paso, se haría vieja sin conocer a hombre alguno. Aunque al único al que quería conocer en ese sentido era a Jason, pero él ni la miraba siquiera y cuando se quedaban solos cada mañana, corría a esconderse en el establo. Prefería estar con las vacas a estar con ella.

Enfadada, dio una patada a una piedra que se hundió en el agua haciendo que su imagen reflejada desapareciera. Si esto seguía así, el tonto de Jason acabaría fijándose en cualquiera menos en ella y eso le daría mucha rabia.

Cuando Sofía regresó, Jason estaba  trabajando en el huerto y Ruth estaba barriendo el suelo de la casa. Ya había recogido los huevos del gallinero y había dado de comer a los dos cerdos que estaban criando para San Martín. Jason dejó lo que estaba haciendo y corrió a ayudar a Sofía a bajar del carro. Después se lo llevo al establo, donde cepillaría la mula, le daría de comer y después limpiarla las lecheras para tenerlas preparadas para la mañana siguiente.
-Mamá, ¿has pasado por el molino?- le preguntó Ruth cuando la vio entrar en la casa.

-Sí, cariño. Mañana tendrás tu pastel de cumpleaños, no te preocupes.

Ruth abrazó a su madre con alegría, muy fuerte, y Sofía se lo devolvió, besándola.

-Te quiero mucho, mamá.

-Y yo a ti, mi niña. Anda, ves a ayudar a Jason con el carro…

Ruth, con la cara escondida en el abrazo de su madre, suspiró.

-No creo que sea buena idea. Últimamente me rehuye… No quiere estar cerca de mi.

-¿De veras? Que raro… Jason te ha querido siempre mucho. Bueno, puede que tenga que ver con el hecho que ya no sois niños. Jason hace tiempo que es todo un hombre, y tu mañana cumplirás 16. No estaría bien que siguierais comportándoos como niños-.Sofía se calló, pensativa. Tenía razón, ya no eran niños, y desde luego Ruth era una mujercita encantadora y jason se había convertido en un hombre muy guapo. ¿Sería posible que..? Bueno, porque no, al fin y al cabo tenían muy claro que no eran realmente hermanos. Eso explicaría que Jason la rehuyese; probablemente se sintiera culpable. Tendrá que hacer algo al respecto, piensa, y pronto. La idea que estos dos pipiolos acaben juntos es lógica y no le desagrada en absoluto. Jason es bueno y no le tiene miedo al trabajo… A veces le recordaba a Mauro, no físicamente, pero si en su carácter. No podría encontrar un marido mejor para Ruth

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://poesiaybelleza.wordpress.com/2009/04/30/ruth-ya-no-es-una-nina-2/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: