Ruth ya no es una niña -3-

Jason estaba limpiando las lecheras pero tenia la cabeza en otro lugar. Seguía pensando en Ruth. Mañana cumpliría dieciséis años y él se sentía desgraciado por eso. Pronto vestiría como una mujer adulta y lo que él ya sabía por haberla visto en camisón y con el pelo suelo rondando por la casa, será evidente para todos los del pueblo: que ya no es una niña y que se ha convertido en una mujer muy hermosa. Le saldrán pretendientes de debajo las piedras, aunque su dote sea escasa. Se estremeció al pensar que podía acabar en brazos de alguien como Tomas, el hijo del actual herrero, un baboso desconsiderado que miraba a las mujeres como si fuesen ganado. Pero él no podía hacer nada al respecto, no tenia ningún derecho. Ni derecho ni nada. Había llegado a aquella casa con una mano delante y otra detrás y así seguía. Muchas veces había pensado en irse, había lugares donde un hombre bien dispuesto como él podía hacer fortuna. Se había imaginado volviendo al cabo de unos años con los bolsillos llenos de oro, un hombre rico que regresa al hogar. Pero el sueño se malogra cuando descubre la granja abandonada y nadie es capaz de darle razón del paradero de Ruth.

No puede irse, no mientras las dos mujeres sigan solas. Si Sofía volviese a casarse, él quedaría libre y podría marcharse, pero la viuda de Mauro había dejado muy claro que eso no entraba en sus planes.

¡Maldita sea! ¡Aggggh! Se mesó el cabello, desesperado. No sabía que hacer, porque no podía hacer nada. Dejar de amar a Ruth, si acaso, pero ¿cómo? ¿Cómo, Dios santo? Si la tenía metida tan adentro que solo pensar en la posibilidad de alejarse de ella, de perderla, se le encogía el estómago y los pulmones se le cerraban, haciendo que le faltara el aire y el corazón le dolía como si se lo atravesaran con una aguja muy larga.

¿Por qué todo se había complicado tanto?

Aquella noche no durmió y antes del amanecer ya estaba en el establo, ordeñando las vacas antes que empezaran a mugir. Cuando Sofía se levantase, ya se encontraría las lecheras llenas.

Cuando terminó, sacó de su escondite el regalo que le había preparado a Ruth. Era una cajita de madera de roble, del tamaño de su mano, en cuya tapa había tallado una rosa -a Ruth le encantaban las rosas-. Después, en la ebanistería de Soran, la había barnizado. Dentro, los ágiles dedos de Jason montaron un pequeño mecanismo que, cuando la tapa de la caja se abría, empezaba a girar y a producir notas musicales. Una fina y delicada caja de música hecha con sus propias manos. Cuando la terminó, le pareció la cosa más bonita del mundo, pero ahora, dado su estado de ánimo totalmente derruido, le parecía fea y tonta. No le gustaría. Pero no tenía nada más. Así que volvió a guardarla hasta después de comer, momento en que Sofía sacaría el pastel y ambos le darían sus regalos.

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://poesiaybelleza.wordpress.com/2009/05/02/ruth-ya-no-es-una-nina-3/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. Estimado Sr. responsable de El Arcón de Morgana LeFey:

    Desería comunicarme con usted en brevedad, dejo mi e-mail, ya que este blog contiene imagenes que son de mi propiedad intelectual y material y no tiene permiso para publicarlas aparte de estar dañando mi reputación con su hecho desde Mayo de 2009. Me refiero a los dibujos de Damián Bojko que aparecen en la sección “Ruth ya no es una Niña”.

    Le pido que quite las imagenes y comuniquese conmigo

    sin mayores comentarios

    ATTE

    Sr. Damián Bojko

  2. Sr Bojko:

    Ya he quitado las imágenes. Entiendo que son de su propiedad y que no tengo permiso para publicarlas aquí. Lo que no he entendido es que al hacerlo pueda “dañar su reputación”.

    Atentamente.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: