Año nuevo – Akeru

feliz-ano-nuevo

Anuncios
Published in: on 31 diciembre 2008 at 12:00 AM  Dejar un comentario  
Tags: , , , , ,

La Iliada de Homero – Canto XI – Principalia de Agamenon

troya5 La Aurora se levantaba del lecho, dejando al ilustre Titono, para llevar la luz a los dioses y a los hombres, cuando, enviada por Zeus, se presentó en las veleras naves aqueas la cruel Discordia con la señal del combate en la mano. Subió la diosa a la ingente nave negra de Ulises, que estaba en medio de todas, para que lo oyeran por ambos lados hasta las tiendas de Ayante Telamonio y de Aquiles; los cuales habían puesto sus bajeles en los extremos, porque confiaban en su valor y en la fuerza de sus brazos. Desde a11í daba aquélla grandes, agudos y horrendos gritos, y ponía mucha fortaleza en el corazón de todos los aqueos, a fin de que pelearan y combatieran sin descanso. Y pronto les fue más agradable batallar que volver a la patria tierra en las cóncavas naves.

(más…)

Romeo y Julieta – William Shakespeare

labelle-dame-dicksee-l

La noche me oculta con su velo;
si no, el rubor teñiría mis mejillas
por lo que antes me has oído decir.
¡Cuánto me gustaría seguir las reglas,
negar lo dicho! Pero, ¡adiós al fingimiento!
¿Me quieres? Sé que dirás que sí
y te creeré. Si jurases, podrías
ser perjuro: dicen que Júpiter se ríe
de los perjurios de amantes. ¡Ah, gentil Romeo!
Si me quieres, dímelo de buena fe.
O, si crees que soy tan fácil,
me pondré áspera y rara, y diré « no »
con tal que me enamores, y no más que por ti.
Mas confía en mí: demostraré ser más fiel

que las que saben fingirse distantes.
Reconozco que habría sido más cauta
si tú, a escondidas, no hubieras oído
mi confesión de amor. Así que, perdóname
y no juzgues liviandad esta entrega
que la oscuridad de la noche ha descubierto.

AQUI puedes leer la obra entera

Published in: on 30 diciembre 2008 at 2:06 PM  Comments (1)  
Tags: , , ,

Diario de Akeru XLIV

tanz-der-vampireNunca estuve enamorado de Ekaterina, aunque he de admitir que mi relación con ella me devolvió parte del salvajismo que yo había tenido pero que había perdido con el tiempo.

Ekaterina no fue nunca su verdadero nombre, igual que Akeru no es el tuyo, ni Kurayami el mío.

Su padre, el herrero de un pueblo del sur de Finlandia , la llamaba Kukka Erämaa, viene a ser algo así como flor salvaje… y a fe mía que lo era.
(más…)

Diario de Akeru XLIII

mujer-desnuda-esbozoVolvió dos horas antes del amanecer.

Yo estaba en el estudio, estirada sobre la alfombra, delante de la chimenea encendida; el reflejo de las llamas titilaba en la pantalla del ordenador portátil en el que estaba posteando para ti…

-¿No ibas a ir con Hikari?

-Decidí quedarme.

Me levanté y recogí el ordenador del suelo y lo puse sobre la mesa mientras buscaba el valor para preguntar. ¡Me había dado largas tantas veces! Pero esta vez no iba a permitírselo.

(más…)

Cetaganda – Lois MacMaster Bujold

cetagandaEra un triunfo insignificante. Iba a ver a una hautmujer. Ivan no habia visto ninguna. Sin duda la vieja sentiría vergüenza de mostrarse así frente a ojos extranjeros, pero mierda, considerando lo que Miles había sufrido, aquella mujer le debía algo. Y sus argumentos sobre la necesidad de identificar a la persona a quien entregaba la Gran Llave eran totalmente ciertos. La haut Rian Degtiar, Dama de Compañía del Criadero Estrella, no era la única que estaba involucrada.

-De acuerdo- susurró ella. La burbuja blanca se desvaneció hasta hacerse transparente y finalmente desapareció.

-Ah- dijo Miles con un hilo de voz.

(más…)

Demonios en el paraiso


guinee_equatorialeRecibí este mail esta mañana, y decidí subirlo para que podáis leerlo. A mi me ha dejado con el alma por los suelos.

“Para que los que no me conozcan, me llamo Fernando Gamboa, y hace unos meses terminé una nueva novela de aventuras titulada GUINEA que en este mes de Octubre saldrá a la venta publicada por Ediciones El Andén.

El motivo de este mail, es mi deseo de compartir con la mayor cantidad de personas posibles, y no sólo con las que adquieran la novela, todo aquello que he averiguado en los meses de investigación previos a la redacción del libro. Lo que a continuación detallo, aunque pueda parecer exagerado o tendencioso (cuando no simplemente increíble), es rigurosamente cierto y puede ser contrastado por las fuentes que cito.

A muy pocos les debe sonar un pequeño país llamado Guinea Ecuatorial, aún menos sabrían dónde situarlo en un mapa de África, y serán contados los que recuerden que, hasta hace exactamente cuarenta años, los ecuatoguineanos eran tan ciudadanos españoles como un alicantino o un gaditano.

(más…)

La Iliada de Homero – Canto X – Dolonia

troya5Los príncipes aqueos durmieron toda la noche vencidos por plácido sueño; mas no probó sus dulzuras el Atrida Agamenón, pastor de hombres, porque en su mente revolvía muchas cosas. Como el esposo de Hera, la de hermosa cabellera, relampaguea cuando prepara una lluvia torrencial, el granizo o una nevada que cubra los campos, o quiere abrir en alguna parte la boca inmensa de la amarga guerra; así, tan frecuentemente, se escapaban del pecho de Agamenón los suspiros, que salían de lo más hondo de su corazón, a interiormente le temblaban las entrañas. Cuando fijaba la vista en el campo troyano, pasmábanle las muchas hogueras que ardían delante de Ilio, los sones de las flautas y zampoñas y el bullicio de la gente; mas, cuando a las naves y al ejército aqueo la volvía, arrancábase furioso los cabellos, alzando los ojos a Zeus, que mora en lo alto, y su generoso corazón lanzaba grandes gemidos. Al fin, creyendo que la mejor resolución sería acudir primeramente a Néstor Nelida, el más ilustre de los hombres, por si entrambos hallaban un excelente medio que librara de la desgracia a todos los dánaos, levantóse, vistió la túnica, calzó los nítidos pies con hermosas sandalias, echóse una rojiza piel de corpulento y fogoso león, que le llegaba hasta los pies, y asió la lanza. También Menelao estaba poseído de

(más…)

El asombroso viaje de Pomponio Flato – Eduardo Mendoza

pomponioLos alimentos eran deliciosos, tanto por la maestría con que habían sido cocinados como por la abundancia de especias, y la conversación de nuestra anfitriona, inteligente, alegre y versátil. Contó anécdotas divertidas relacionadas con el ejercicio de su profesión y afirmo que, ademas de ser una cortesana complaciente, sabia leer y escribir, cantar y bailar, y para demostrarnos esto ultimo, una vez concluido el ágape, sacó del cofre una lira, se puso a tañerla y ejecutó con mucha gracia unos pasos de la danza de los siete velos, que goza de mucha popularidad por esta región, mientras su hija marcaba el ritmo con una pandereta y el niño Jesús aporreaba un tamboril. Cuando iba por el cuarto o quinto velo, Zara la samaritana ordenó a los niños ir a dar forraje al cordero y, apenas hubieron salido, cerró la puerta con llave, me condujo al lecho y en un instante, con gran pericia, alivió mi desasosiego y consoló mis penas. Tras lo cual dijo:

(más…)

Published in: on 26 diciembre 2008 at 11:34 PM  Comments (2)  
Tags: , , , ,

Dexter, el oscuro pasajero – Jeff Lindsay

dexter, el oscuro pasajeroPodéis pensar que el trabajo absorbe demasiado a Dexter el diligente, pero me gusta ser concienzudo, y me gusta saber donde se esconde toda la sangre. Las razones profesionales resultan obvias, pero no son tan importantes para mi como las de índole personal. Quizás algún día algún psiquiatra pagado por el sistema penitenciario del estado me ayudará a descubrir el por qué.

En cualquier caso, cuando llegamos al lugar, los pedazos de cuerpo estaban fríos, y probablemente nunca encontraríamos a ese tío que calzaba unos mocasines italianos hechos a mano talla 42. Diestro y con sobrepeso, con un revés terrible.
(más…)

Published in: on 26 diciembre 2008 at 10:21 AM  Comments (2)  
Tags: , , , , ,